Desde Retahíla deseamos establecer una relación de transparencia y cercanía con quienes nos lean. Consideramos que compartir nuestros criterios de selección es un paso más hacia esa intención, de modo que el rol lector sepa desde el principio qué puede esperar de esta publicación.

La sostenibilidad

Se plantea “lo sostenible” como sinónimo de equilibrio y de respeto a los ritmos naturales, tanto del medio ambiente como de las personas. Por otra parte, se concibe la sostenibilidad en convivencia con el diseño, de modo que los productos sostenibles deben ser estéticos, teniendo en cuenta su subjetividad.

Se considera éste el gran bloque temático de Retahíla. Incluye iniciativas locales basadas en principios éticos, proyectos con incidencia positiva en la sociedad, propuestas que coloquen al medio ambiente en su centro, etc.

La moda

Se pretende desarrollar una publicación sobre moda semejante a las convencionales en lo que respecta a las informaciones amenas y las propuestas estéticas, pero diferente por su enfoque comprometido y sostenible.

Los hábitos saludables

Se promueve un estilo de vida que potencie una buena salud física y psicológica. En esta línea, se atiende a la alimentación, al deporte y al cuidado personal, preferiblemente enfocados desde lo natural, lo ecológico y lo respetuoso.

La igualdad de género

Se elaboran contenidos implicados con el fin de los estereotipos y los enfoques sexistas que afectan a mujeres, hombres y otras expresiones de género. Se recurre a perspectivas inclusivas, sirviéndose del lenguaje, y a la difusión de iniciativas cuya situación igualitaria sea encomiable.

La igualdad cultural

Se sustituyen las estrategias desarrollistas por una mirada compleja que rechaza la convicción de que una sociedad es superior a otra. Por otra parte, no se victimiza a las personas que sean noticia por algún motivo trágico, sino que se trata de ofrecer una visión completa de ellas, huyendo del enfoque sensacionalista o las expresiones fáciles que induzcan “pena”.

La vigilancia de los poderes

Se presta atención a los movimientos llevados a cabo en el ámbito político y empresarial, relacionados, por supuesto, con los ejes temáticos anteriores. No sólo se pretende informar sobre ellos, sino hacer un análisis y una contextualización que permitan realizar un seguimiento de los avances en materia de sostenibilidad, moda, salud e igualdad.

La formación de la opinión

Se pretende estimular el pensamiento crítico a través de productos divulgativos y accesibles que abandonan, en todo caso, el adoctrinamiento. No obstante, esto no significa que haya que objetivar la información, sino mantener con ella una relación de compromiso e implicación profesional, sin renunciar al rigor.

Las dinámicas participativas

Se desea estimular la cercanía principalmente a través de las redes sociales, con la intención de elaborar los contenidos de modo colaborativo e introducir mejoras en la publicación en función de las preocupaciones e intereses de quienes la lean. En este sentido, se realizarán pequeñas encuestas periódicas para conocer el nivel de satisfacción y se prepararán encuentros ocasionales que den lugar al debate y el intercambio de opiniones.