No nos invitaron al funeral de la moda

La moda puede contar la historia de la humanidad. Sí, aunque parezca una afirmación osada, es así. Pensar que la moda es moda desde que las revistas especializadas nos lo empezaron a decir, significa que sólo estamos teniendo en cuenta una pequeña parte de una historia que tiene mucho más hilo y tela que cortar. Desde las pieles que se usaban en la edad primitiva para protegerse del clima y de los animales, pasando por los reglamentos de la corte para vestir, la concepción de la Alta Costura y la masificación de la ropa, todo forma parte de nuestra historia.

Recientemente, la especialista en tendencias Lidewij Edelkoort, una de las figuras más influyentes del mundo de la moda, aprovechó su presentación anual en el evento Design Indaba celebrado en Ciudad del Cabo, para dar a conocer su manifiesto anti-fashion y anunciar que: “Éste es el fin de la moda como la conocemos”.

Con pocos segundos de diferencia, las reacciones de la gente se hicieron sentir en Internet… Muchas personas difirieron y hablaban de los nuevos perfiles diseñadores que como seres sobrenaturales vendrían a salvar la moda de su muerte. Otros, simplemente pedían el manifiesto de Edelkoort por escrito, supongo que para analizar cada una de las palabras de la especialista holandesa.

Entonces, me queda la gran interrogante: ¿Será que la moda murió y no nos invitaron al funeral? ¿Cuándo fue? ¿Sufrió? ¿Es mejor el sitio donde está? Edelkoort puede que tenga razón, pero eso lo decidirá, una vez más, la humanidad. Las tendencias nos pueden dar ideas de cómo esta industria cambiará en los próximos años, pero su destino está en nuestras manos.

Las pasarelas, las revistas, quienes diseñan, quienes desfilan… En definitiva, la participación en este sector parece seguir cumpliendo “su rol” de marcar tendencias, pero creo que lo hacen en un intento de aparentar que la moda está bajo control y que saben cuál será el siguiente paso. Y la verdad es que los fenómenos sociales no se pueden controlar. La moda es una manifestación de nuestra pluralidad como sociedad (aunque a veces elijamos vestirnos igual) y de la individualidad de cada ser. Debemos ser conscientes de que tenemos la última palabra, de lo contrario no existiría el coolhunting, ¿no?

No se puede asegurar que la moda esté en un mejor lugar o que no esté sufriendo. La moda ya no se expresa de la misma manera y eso ha llevado a quienes tienen el poder en la industria a compartir la primera fila con un público que se mueve al ritmo de sus emociones, que quiere algo diferente a cada instante y que desea estar siempre del lado de la moda.

Ya lo tengo claro… No nos invitaron al funeral, porque la moda no ha muerto.

Imagen destacada:Edelkoort.com

  ¿Te gusta?

Antonella FF

Colaboradora

5 Comentarios
  1. LA MODA SIMPLEMENTE , A VECES LE FALTARA AIRE POR AHOGO POR MALOS MODISTAS Y SIN EMBARGO APARECEN UNAS LUMINARIAS QUE TE DICEN QUE LA MODA NUNCA MORIRÁ…. BASTA VER LA REPRESENTACIÓN DE ADÁN Y EVA AL LADO POR EJEMPLO: UNA MODELO DE LA VENEZOLANA CAROLINA HERRERA….. Y HAY QUE DECIR: NO MORIRÁ!
    FELICITACIONES.

Deja una réplica