La Rioja y su moda sostenible

El movimiento asociacionista está contagiando a la moda sostenible de España, cada vez con mayor evidencia. En una disciplina emergente y basada en principios sociales y ambientales, parece lógico que la unión de fuerzas sea el modo idóneo de proceder. La última región en sumarse a esta dinámica es La Rioja, lugar en el que se ha constituido un grupo de personas centradas en la divulgación de la moda sostenible y en hacer reflexionar sobre los ritmos de consumo.

Elena Sáenz de Urturi es una de las componentes de este equipo. Una mujer que, si bien no tiene experiencia en el sector de la moda, transita por ella movida por las ganas de hacerla más justa y respetuosa.

P: ¿Quiénes forman parte del colectivo?

R: Carolina de Peekaboo, Lidia, que es personal shopper, Estíbaliz de Artelar, y yo. Vengo de lo social, pero la sostenibilidad siempre me ha interesado mucho. Somos sólo cuatro, pero esperamos ser muchas más, porque trabajo hay de sobra.

P: ¿Cómo os organizáis?

R: Nos reunimos con mucha regularidad, a veces incluso cada semana, sobre todo si hay algún evento que queremos preparar. Allí debatimos y tomamos decisiones, y a partir de ahí nos repartimos el trabajo. Las responsabilidades las hemos ido adquiriendo en función de lo que cada una ha querido asumir.

P: ¿Cuáles son vuestros objetivos?

R: Nos juntamos para concienciar y sensibilizar sobre qué es la moda sostenible, para lo que proponemos acciones (mercadillos, charlas) y participamos en otros eventos, no sólo de La Rioja, sino también en otros espacios. Nos financiamos nosotras mismas con nuestro trabajo y nuestras capacidades.

P: ¿En qué situación de desarrollo se encuentra la moda sostenible en La Rioja?

R: La consciencia de moda sostenible no se tiene, pero es real que hay marcas que lo son. No hay una cultura de unión para darlo a conocer. Entiendo que cada marca tiene muchas preocupaciones como para pedirles que prioricen la creación de una estrategia común. A las ferias vienen encantadas, pero al trabajo del día a día no.

El fin último sería dejar un planeta mejor del que tenemos.

Me gustaría que nos uniéramos, no sólo la gente que tiene marcas, sino personas que, como yo, tienen una conciencia social en moda, en alimentación, en energía… El fin último sería dejar un planeta mejor del que tenemos o, al menos, no degradarlo, ni a las personas que viven en él; y poner en el centro a la personas en vez de a la economía. Es un cambio de paradigma y pensamiento en el que entra la moda y entra todo. Hay que ir más allá del producto.

P: ¿Qué acciones habéis hecho hasta ahora?

R: Sobre todo charlas. También mercadillos de segunda mano y otros con marcas de moda sostenible en La Rioja. Fuera hemos estado en Biocultura de Bilbao, presentando la iniciativa y haciendo un taller de upcycling, y lo mismo en Pamplona. También estamos recorriendo distintos espacios (como el BEFF) para visibilizarnos.

P: ¿Cuál es vuestra implicación con Fashion Revolution?

R: Planteamos una charla sobre qué era la moda sostenible. Vino Silvia Muñoz (AMSA) para dar la definición y después Garbiñe Tolosa (Maripuri Tijeritas) para la parte más práctica. Lo hicimos en la Escuela de Artes y Oficios. Entendíamos que era importante que los alumnos conociesen esa moda que no se trata de que una moda diferente, sino de ser consciente de dónde sacas las materias primas, de quién trabaja la artesanía.

Procuramos hacer pensar sobre por qué sobran las cosas.

También hicimos un mercado con las marcas sostenibles de La Rioja y otro de segunda mano que fue muy aceptado. La gente está deseando deshacerse de las cosas que les sobran y procuramos darle la vuelta y hacer pensar sobre por qué sobran. Es un trabajo muy arduo que supone mucha paciencia.

Para este año queremos hacer algo más práctico y de creación artística, apoyándonos en una charla, manteniendo el mercadillo y el mercado. Aprovechando las capacidades de cada una de nosotras, queremos hacer talleres: de upcycling, de color terapia, de personal shopper. Cuando eres espectador pasivo, vienes y te vas. Pero si te involucras, se te enciende la bombilla y puedes llevar un proceso de cambio.

Imágenes: Laura Rockbell.

2

Laura Rockbell

Directora/Cofundadora

Sin comentarios todavía

Deja una réplica