Fashion Revolution se reafirma después de tres años

No era la primera vez que sucedía algo así. Sin embargo, sí fue la primera que miramos lo que sucedía con los ojos de quién quiere combatir la injusticia. El 24 de abril de 2013, una fábrica de ocho pisos situada en Daca, la capital de Bangladesh, se derrumbó. El Rana Plaza, que así se llamaba, no sólo estaba construido con materiales de calidad cuestionable, sino que no disponía de las medidas de seguridad adecuadas. Su colapso ocasionó la muerte a más de mil personas y dejó heridas a casi 2500. El lamentable suceso detonó un movimiento internacional: el Fashion Revolution.

Entre las inestables paredes del Rana Plaza, se cosían prendas para marcas como Inditex, Mango o Primark. Aún así, el incidente dirigió las miradas a todas las empresas fast fashion que, a pesar de no estar implicadas en este caso, perpetuaban prácticas similares. El Fashion Revolution nació en Reino Unido, fundado por las diseñadoras Orsola de Castro y Carry Somers, con una doble intención.

Fashion Revolution Day de 2015 en Barcelona.

Por una parte, deseaban que las víctimas no cayeran en el olvido. No con una mentalidad fustigadora, sino por solidaridad con las personas que siguen sufriendo esos abusos. Además, su objetivo es difundir las características de este sistema perverso y las alternativas que se ofrecen desde la moda sostenible.

La magia, si me permitís, de Fashion Revolution es que ha conseguido despertar simpatías en todo el mundo. Se han creado réplicas en otros países y regiones. Algunas de ellas cuentan con el respaldo oficial de la organización central. Otras nacen de grupos espontáneos que, contagiados por el espíritu reivindicativo, proponen actividades dentro del mismo marco.

La dinámica consiste en que cada 24 de abril se realizan actividades relacionadas con la moda sostenible. Hay quienes extienden la convocatoria a lo largo de la semana. También algunos colectivos proponen acciones esparcidas a lo largo del año, aunque con la misma referencia.

Aperitivo de la performance prevista para el Fashion Revolution Day de Sevilla.

Este año, Retahíla estará presente en la propuesta de Sevilla. A las 10h empezarán las conferencias en el Palacio de los Marqueses de la Algaba, y a las 12:30h llegará el turno de una performance muy especial. Se ha reunido a varias marcas andaluzas con el objetivo de que confeccionen una pieza textil inspirada en sus diseños. Al final de la mañana, sobre las 14h, se fusionarán todas las partes en un único tapiz. La acción artística recoge una de las metáforas del Fashion Revolution: se puede conseguir mucho más si elegimos colaborar en vez de competir. El resultado será con seguridad más disperso que si lo realizase una única persona, pero en la diversidad está la riqueza.

Fashion Revolution revoluciona las redes sociales

Desde hace ya varias semanas, las redes sociales rebosan de interacciones con los hashtags oficiales de la convocatoria: #WhoMadeMyClothes o #QuienHizoMiRopa para quienes consumen y #IMadeYourClothes o #YoHiceTuRopa para quienes diseñan, producen y/o distribuyen. También existe el genérico #FashionRevolution o #FashionRevolutionDay.

En 2014 se popularizó el concepto #InsideOut (“del revés” en español), que invita a dar la vuelta a una prenda y fotografiarse con ella, mostrando la etiqueta. Al compartirla en Internet, debía mencionarse a la marca que figuraba y preguntarle quién estaba tras su producción. La meta era (y es) obtener una respuesta. El #YoHiceTuRopa funciona como un método para poner en valor a quienes lo hacen de forma sostenible.

No sólo te invito a unirte a preguntar a las marcas quién hizo la ropa que utilizas, sino a que indagues qué actividades se hacen en tu ciudad ese día. Y si estás en Sevilla, ¡por supuesto no te puedes perder su Fashion Revolution Day!

Imagen destacada: Fashion Revolution
Imágenes: Laura Rockbell.

  ¿Te gusta?

Laura Rockbell

Directora/Cofundadora

Sin comentarios todavía

Deja una réplica