El indicio del cambio

El 8 de abril Retahíla cumplió un mes de vida, el cual se celebró al día siguiente con la presentación oficial del proyecto y de esta nueva web. Las primeras semanas en marcha nos han servido para aprender que aún queda un largo trecho por caminar, pero que es mucho lo que hemos avanzado en poco tiempo.

El evento transcurrió en Verde Moscú, acompañado con vino de La despensa ecológica y aperitivos caseros y vegetarianos. Contó, además, con el apoyo de Bien y Bio, cuya responsable facilitó dieciséis kits de Weleda que se sortearon entre los asistentes. También se rifó la camiseta protagonista de nuestro primer vídeo. Mucho sucedió a lo largo de esa tarde, aunque lo más reseñable fue, sin duda, la gran afluencia de público que acudió al lanzamiento oficial y la ilusión que traía consigo.

Las personas involucradas en la moda sostenible, en la lucha por una industria más respetuosa, suelen preguntarse a menudo cuándo llegará el cambio de paradigma. A veces, resulta fácil perder la esperanza por la persistencia de las injusticias, pero hay que recordar los avances experimentados en los últimos años.

Recientemente, Greenpeace ha publicado los resultados de su proyecto Detox que evidencian mejoras en la reducción de tóxicos en la ropa. Por otro lado, el Bcn Ethical Fashion Fest, celebrado en noviembre o el movimiento #retomodasostenible, encaminado al Fashion Revolution Day, permiten comprobar el interés que estos asuntos están suscitando en la ciudadanía. También llama la atención la cantidad de celebrities que ya bucean en las aguas de la moda sostenible: Rihanna, Taylor Swift, Will.i.am, Rosario Dawson, por mencionar sólo algunas sobre las que hemos hablado en Retahíla.

No hay que olvidar el comportamiento de muchas grandes marcas, las cuales llevan ya tiempo sabiendo que su consumo no depende exclusivamente de la ropa que venden, sino del contexto y los valores entre los que la producen. Y aunque en la mayoría de casos se trata de un lavado de cara sin gran trascendencia estructural, hay que reconocer que éste es el primer paso para una verdadera toma de conciencia.

Estos hitos nos hacen sustraer una conclusión: la paciencia, la constancia y la colaboración son las únicas claves para el cambio, así como la mirada atenta, que es la que nos permite ver que en los pequeños pasos está la transformación que esperamos.

La presentación de la revista se convierte en un indicio más de esta metamorfosis. Un evento que tuvo lugar en Sevilla, una ciudad que disfruta de una calle Regina llena de cultura, ética y ecología; que parió a la primera revista digital de moda sostenible y acogió calurosamente su evento de presentación; que vio nacer a la Asociación de Moda Sostenible de Andalucía y que goza de una juventud comprometida con amplios aspectos de la realidad social actual.

Si Sevilla es capaz de albergar toda esa riqueza, ¿por qué deberíamos perder la esperanza en que esto se repita en otra región? El indicio del cambio se encuentra en cualquier lugar, sólo hay que ser paciente y saber escucharlo.

Imagen destacada: Morguefile.com

1

Laura Rockbell

Directora/Cofundadora

Sin comentarios todavía

Deja una réplica